Alberto Fujimori vuelve al penal de Barbadillo

Después de largos procedimientos administrativos en la clínica Centenario, el exmandatario seguirá cumpliendo su pena. Su hijo Kenji Fujimori lo acompañó.

A las 9:30 de la noche, Alberto Fujimori abandonó la clínica Centenario Peruano Japonesa en una camioneta con lunas polarizadas y bajo un gran despliegue de seguridad. Media hora después ingresó al penal de Diroes, en el fundo Barbadillo, distrito de Ate.

El centro en donde estuvo internado durante 113 días cumplió con darle el alta en horas de la tarde y desde entonces se observó un constante tráfico de policías, médicos y miembros del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) cumpliendo los trámites para que el sentenciado a 25 años por los casos Barrios Altos y La Cantuta sea conducido al penal que dejó cuando fue indultado ilegalmente por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski, en diciembre de 2017.